Liberación miofascial - Centros QU. Sport & Beauty.
18654
post-template-default,single,single-post,postid-18654,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

Liberación miofascial

masaje liberación miofascial

Liberación miofascial

La liberación miofascial es una técnica manual que, a través de movimientos y presiones contenidas, libera de restricciones de movilidad el sistema fascial.

 

Nuestro ritmo de vida nos provoca en ocasiones tensión, dolores, agarrotamiento… causando molestias y dolores. En ocasiones, no sabemos el motivo de esos síntomas, ya que la fascia es una gran desconocida.

¿Qué es la fascia?

Es un entramado que se reparte a lo largo de todo el cuerpo y que se encuentra presente en todo el cuerpo. A nivel superficial, la encontramos en la parte interna de la piel. A nivel profundo, en músculos, articulaciones, huesos o vísceras.

¿Por qué se producen estos molestos y dolorosos síntomas?

Cuando la fascia está en estado normal, se encuentra relajada y estirada. Pero si sufrimos una lesión, una mala postura o sufrimos estrés o ansiedad, la fascia se tensa.

¿Cómo se trata esta dolencia?

La sesión tiene una duración aproximada de una hora. El fisioterapeuta comienza localizando aquellas zonas miofasciales que se encuentran alteradas o rígidas con una leve presión manual. Una vez localizadas, se “calienta” la fascia. Por último, con los dedos y las palmas de las manos aplicará una presión manual sostenida, de forma que esa fuerza que aplica consiga estirar y retirar los tejidos. Para ello realizará unos movimientos largos, estiramientos suaves y sostenidos que consigan estirar y liberar la fascia.

Este tipo de terapia se suele utilizar para reducir dolor lumbar, dolor del talón, cefaleas, fibromialgias, lupus, esclerodemia o artritis reumatoide, entre otras.

Aparte de mitigar el dolor, ¿qué otros beneficios tiene este tratamiento?

Por un lado, el cuerpo consigue una mayor movilidad articular y mejor circulación, lo que a su vez favorece la eliminación de líquidos o la eliminación de toxinas.

Por otro, ayuda a mejorar la postura corporal, lo que ayuda a prevenir lesiones o malas posturas.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.