¿Manchas en la piel? ¡Acaba con ellas! - Centros QU. Sport & Beauty.
17894
post-template-default,single,single-post,postid-17894,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

¿Manchas en la piel? ¡Acaba con ellas!

Manchas en la piel

¿Manchas en la piel? ¡Acaba con ellas!

Las manchas en la piel son alteraciones en la uniformidad del color que se producen en la piel.

Pueden ser manchas blancas o más claras que la piel de alrededor, o incluso rosadas o rojizas. Pero las manchas que motivan una mayor preocupación son aquellas que tienen distintos tonos de marrón. Este color oscuro se debe normalmente a un exceso del pigmento de la piel (melanina).

Para poder evitarlas y, posteriormente, poder tratarlas y eliminarlas es básico descubrir el motivo que las ha producido.

¿Qué son las manchas en la piel?

Las manchas pueden ser oscuras (hiperpigmantación) o pálidas (despigmentación). Nuestra piel contiene células que producen la pigmentación llamadas melanocitos, que están cargadas con melanina, la sustancia que produce el pigmento o color de la piel. Si tenemos áreas decoloradas o pálidas es indicación de pocos melanocitos. Si el área esta hiperpigmentada indica lo contrario.

¿Por qué tengo manchas en la piel? Algunas de las razones van a soprenderte…

Son muchos los motivos externos e internos que pueden causar la pigmentación de la piel. Aquí te explicamos algunas de las razones más comunes:

  • Exposición al sol sin la protección adecuada. Los rayos ultravioleta dañan las células y algunos productos con los que nos exponemos al sol agravan el problema, como el uso de cosméticos, desodorantes o fragancias que contienen alcohol.
  • Dieta inadecuada. El déficit en nuestra dieta de determinados nutrientes pueden provocar la aparición de manchas. Entre los factores internos más habituales, la falta de hierro, calcio, Vitamina A, E y B pueden originar la aparición de manchas en nuestra piel.
  • Algunos alimentos: Pero no su ingesta, sino su manipulación. Alimentos como el apio, las chirivías, el perejil o la lima, entre otros, contienen un componente llamado psoraleno, que tras entrar en contacto con la piel, si esta se expone al sol, puede provocar la aparición de manchas.
  • Si tenemos acné, corremos el riesgo de sufrir manchas en el rostro.
  • Pueden convertirse en manchas las pequeñas irritaciones que se producen en nuestra piel tras depilarnos con cuchilla o cera.
  • La edad. Con el paso de los años la piel pierde elasticidad y se deteriora.
  • Se sabe que las pieles más blancas son más delgadas y contienen menor cantidad de colágeno por lo que son las más vulnerables a posibles alteraciones.
  • El embarazo y la píldora anticonceptiva. Los cambios hormonales que se producen durante el embarazo se reflejan a menudo en la piel. El melasma, o ‘la máscara del embarazo’ son pequeñas manchas marrones o grisáceas irregulares que aparecen en el rostro, normalmente en las mejillas, en la frente, en la nariz y en el labio superior, como consecuencia de la exposición solar. Al igual que el embarazo, los anticonceptivos orales (la píldora) pueden agravar la aparición de melasma si se somete la piel a una exposición solar durante el tratamiento.
  • Uso de fármacos. Hay muchos medicamentos fotosensibilizantes que favorecen la aparición de manchas.
  • Ciertos agentes patógenos. Determinados hongos y bacterias pueden provocar la aparición de manchas.
  • La contaminación atmosférica. La contaminación tiene el mismo efecto negativo en la piel que la radiación ultravioleta del sol, produciendo arrugas y cambios en los pigmentos de la piel.
  • La nicotina puede alterar la actividad de los melanocitos, células productoras de la melanina.
  • El alcohol: Su consumo, en exceso, provoca desde los efectos más inmediatos, como el enrojecimiento por la dilatación de los vasos sanguíneos, permitiendo que la sangre fluya más cerca de la superficie de la piel, e incluso la rotura de los capilares en el rostro, a efectos más a largo plazo como la deshidratación, que provoca la aparición más fácilmente de las líneas de expresión.

 

¿Cómo hago para que las manchas desaparezcan?

La clave es no exponerlas al sol durante unos meses usando una buena protección para que no aumenten su tamaño.

Cuando la hiperpigmentación ha sido causada por una mala exposición al sol, se pueden tratar con tratamientos y cremas despigmentantes, peeling médico de ácido glicólico o láser. Con las cremas despigmentantes obtenemos resultados a largo plazo, mientras que con el peeling en apenas unos días, de forma inmediata, veremos cómo empiezan a desaparecer.

Mantener una piel sana no es una cuestión imposible, simplemente es aprender a cuidar tu salud. ¡Inténtalo!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Ver política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies